El coche autonomo de Google

Google diseña un coche autónomo que no necesita la intervención del conductor

 

Esta es la imagen del coche inteligente que está desarrollando el gigante Google y como no podía ser de otra manera, la tecnología juega el papel más importante.

Se le conoce como el coche autónomo de Google porque lo cierto es que no necesita la intervención de su conductor. De hecho, Google ya había logrado instalar en coches de otras marcas, como Toyota o Lexus, este sistema de ‘conducción sin conductor’, pero siempre había manifestado su deseo de crear su propio coche autónomo.

Es por ello, que el pasado mes de mayo, Google anunció que pensaba fabricar sus propios coches no tripulados con el objetivo de aumentar la seguridad en la carretera, mostrando un primer prototipo.

Se trata de un vehículo autónomo eléctrico, diseñado para dos personas, que contará con una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora para ayudar a garantizar la seguridad, que es precisamente la máxima premisa de Google.

Según ha informado el gigante norteamericano, el vehículo combina sensores láser y de radar, así como una cámara para conducir de manera autónoma. Además, Google ha asegurado que elaborará mapas pensados específicamente para el programa que lleva integrado el coche.

Justo hace unos días, Google mostró  imágenes de un segundo prototipo de coche autónomo, que incorpora faros delanteros reales y con un volante y unos pedales manuales para adaptarse a la legislación local.

De hecho, el equipo de ingenieros ha estado trabajando en diferentes prototipos del coche autónomo tanto en los elementos que permiten la conducción autónoma (ordenadores y sensores) en los necesarios para una conducción manual (volante y pedales).

Estos coches empezarán a probarse en las carreteras privadas que Google tiene en California y se espera que circulen en las calles de algunas ciudades del norte de California el próximo 2015.