¿Que es una llave de coche inteligente?

También la llave del vehículo evoluciona y cada vez más incorpora funcionalidades nuevas, pero hasta qué punto son una mejora real

llave inteligente bmw

Los avances tecnológicos continúan introduciendo novedades en el sector del automóvil en general y, en las llaves de coche, en particular. Hasta el punto que ya hablamos, en algunos modelos, de llaves inteligentes o smart keys. ¿Qué características tienen estos dispositivos que los hacen singulares; cómo están facilitando nuestro día a día como conductores; hasta qué punto son necesarios estos avances? Son preguntas que circulan en el sector y entre los conductores.

Una llave inteligente para el coche es una evolución de la llave mando que conocemos actualmente equipada con una serie de funcionalidades que proporcionan información práctica sobre el estado del vehículo y facilitan su apertura, cierre y puesta en marcha.

Generalmente estas llaves inteligentes van equipadas con una unidad de acción remota en su interior que comunican con un sistema de antenas en el vehículo. Solo cuando esta llave se encuentra dentro del alcance del coche es posible abrir las puertas y poner en marcha el motor mediante un botón o mando que sustituye a la llave tradicional. Del mismo modo, el cierre automático de las puertas se activa si la llave –y por tanto el conductor—se aleja a una determinada distancia del vehículo. Todas estas acciones, además, pueden llevarse a cabo sin que la llave tenga que moverse del bolsillo en el que está guardada.

Estas llaves incorporan otras funcionalidades, especialmente cuando hablamos de coches de alta gama. Permiten, por ejemplo, que algunos parámetros del vehículo se adapten a cada conductor que utiliza el coche: aspectos eléctricos, asientos, emisoras favoritas… incluso velocidad máxima, como explicábamos en un artículo anterior sobre la llave programable My-Key del nuevo Ford Fiesta.

La llave inteligente del BMW i8, de la que hablamos recientemente también, lleva en cambio una pantalla LCD y ofrece información sobre kilómetros recorridos, cantidad de combustible disponible en el depósito o estado de la batería del coche. La propia BMW anunció también que estas llaves podrían llegar a ser una especie de tarjeta de crédito equipadas con una tecnología inalámbrica que permite hacer pagos, ideal, por ejemplo, en aparcamientos.

Otra posible función sería la de accionar de manera remota el aire acondicionado o la calefacción, para encontrar el vehículo a punto para su uso.

 

¿Es útil la llave inteligente?

Los primeros modelos de llaves inteligentes, como el formato tarjeta que lanzó Renault para el Laguna, dieron algunos fallos, aunque hay que tener en cuenta que eran pioneros. Errores que tenían que ver con incomunicación temporal o interferencias entre la llave y el vehículo en zonas en las que, por ejemplo, había inhibidores de frecuencia, o incluso con móviles y otros dispositivos. Otros usuarios han descubierto también que si abandonan su vehículo con el motor en marcha y  se alejan unos metros llevando consigo la llave, este no se detiene. Algo que con las llaves tradicionales no sucede y que podría facilitar el robo del automóvil. Por otro lado, el duplicado de estas llaves es más complejo y caro.

En cualquier caso, la tecnología no deja de mejorar estas smartkeys y los usuarios que las prueban suelen quedar satisfechos de sus ventajas.

¿Qué os parece a vosotros este avance?