Las separaciones y el extravío de llaves.

El dilatado tiempo libre propio de los meses de verano dispara las discusiones sentimentales y la ruptura de parejas. Y, consecuentemente -aunque pueda sonar a leyenda urbana- los cambios de cerraduras se multiplican. Las empresas del sector cuantifican en el periodo estival un incremento de hasta un 30% en la demanda de servicios relacionados con el cambio de cierre del acceso a las viviendas. No por una ola de robos en domicilios a gran escala, como pudiera pensarse. La mayor parte de ellos derivan de la intención de conseguir que el ex-cónyuge se quede de puerta afuera de modo permanente.
“El país está lleno de ladrones”, ironizan desde la empresa Berma, sin embargo, “se producen más cambios de cerradura por separaciones que por cualquier otra cosa. Son algo casi diario”. Las situaciones enrevesadas que derivan de estos casos son, en cierto modo, curiosas. En la cerrajería Teletécnicos recuerdan bastantes episodios graciosos: “Pasa mucho que el marido le cambia el sistema de cierre de la casa a la mujer; después se lo cambia ella a él y acaban teniendo, por supuesto, una gran pelea”.
Las otras causas principales que provocan el aumento de la demanda de este tipo de servicios son el extravío y la sustracción de llaves. “Sobre todo por el robo de bolsos y por la gente que no tiene cuidado de donde deja las llaves y tiene el temor de que puedan haber caído en malas manos”, matizan desde la cerrajería H. Miranda.
Sin embargo, el mal tiempo que ha acompañado a la ciudad este verano ha influido en que empresas como Placer no hayan casi cambiado cerraduras por pérdida de llaves en los arenales vigueses, uno de los lugares más habituales para este inoportuno tipo de percances.

Piques y despistes caros
El frecuente descuido de apoyar las llaves sobre cualquier superficie o dejarlas en el bolsillo del pantalón cuando se va a la playa puede salir caro. Cambiar la cerradura depende del tipo de sistema y de la hora y el día en que nos encontremos -por la noche y los festivos, cuando más episodios de ese tipo se producen, los precios se disparan-, pero es difícil encontrar tarifas inferiores a los 40 euros.
Además, desde Cerrajeros Vigo Seguridad explican que mucha gente opta por sustituir el cierre de sus viviendas por uno mejor: “Puestos a cambiarlo, ya suelen preferir sustituirlo por uno con bombillo de llave incopiable y que permite abrir la puerta aunque haya quedado una por el lado de dentro”. Este mecanismo puede superar los 100 euros. Así que, cerrarle la puerta a la pareja o tener un descuido puede vaciar el bolsillo. Nunca mejor dicho.

Fuente: Cerrajería Louzao

 

 

Forums: