La llave de coche del futuro

La increíble llave del nuevo BMW i8 cuenta con pantalla táctil LCD que informa de varios aspectos del automóvil y con sistemas de control interno del vehículo.

 

El ambicioso desarrollo tecnológico de BMW no solo contempla sus modelos de coches, sino también el de sus llaves, o mejor dichos sus smartkeys. Ya os hablamos en un post anterior sobre el concepto de llave inteligente, donde os explicábamos que una smartkey es una evolución de la llave mando que conocemos actualmente, equipada con una serie de funcionalidades que proporcionan información práctica sobre el estado del vehículo y facilitan su apertura, cierre y puesta en marcha.

En el marco de presentación de la feria del motor CES 2015 de Detrorit, lugar de encuentro de los más sofisticados y avanzados modelos de coches, la marca alemana ha presentado el BMW i8, un automóvil híbrido que destaca por su innovación tecnológica y mecánica, y al que, como no podía ser de otra manera, su llave se equipara en cuanto a desarrollo.

 

La llave del futuro

 

Esta es la llave del BMW i8. Sus características parecen de una película futurista pues tiene cantidad de funcionalidades y servicios.

Para empezar, la smartkey destaca por su pantalla táctil y a todo color LCD, desde la cual, el conductor puede realizar, a parte de las funciones típicas de un mando de coche, acciones más cercanas a un smartphone. Por ejemplo, desde esta llave inteligente se puede consultar la carga de las baterías del coche y la autonomía disponible (nivel del depósito de gasolina o estado de la batería eléctrica) y todo ello tanto dentro del vehículo como en cualquier otro lugar. De esta manera podremos estar en casa o en el trabajo y disponer de todos estos datos cuando queramos.

La smartkey del BMW i8 además nos muestra el estado de la carga de la batería eléctrica, calculando la hora a la que se habrá cargado y avisándonos de cuando esté 100% completa. Y también puede enviar mensajes sobre posibles incidencias o anomalías en el vehículo.

Como hemos comentado, la llave inteligente funciona como un smartphone, por lo que solo con pulsar la pantalla que integra, podremos acceder al menú principal y realizar acciones como encender o programas la calefacción o el aire acondicionado a distancia.

Se trata de un alarde más que demuestra cómo el mundo de la llave también evoluciona a unos niveles insospechados.

Aquí os mostramos también una imagen del BMW i8. Por si os pica la curiosidad, cuesta uno 130.000 euros y estará disponible en los concesionarios de BMW a mediados de este año. 

BMW i8