Gasolineras inteligentes

Se avecinan las gasolineras inteligentes, que aplican la domótica para tener el producto más competitivo de su entorno.

 

Y es que desde 2009, el precio del combustible se sitúa en mínimos debido principalmente a la caída del petróleo pero también por la irrupción de las estaciones de servicio low cost y la consiguiente guerra de precios.

Según publica Ecomotor.es, con la actual guerra de precios, cada céntimo cuenta y la monitorización mediante tecnología robótica puede ser un factor clave para que las estaciones de servicio optimicen sus costes y puedan ofrecer los precios más bajos de su competencia más cercana a los usuarios.

Gasolinera

Esa es la propuesta de iPetrol, una empresa pionera en España que busca hacer inteligentes a las gasolineras. Sus fundadores han creado un software que tiene en cuenta sistemas de vídeo HD, alarmas de los distintos sistemas, notificaciones de sensores, visualización de las ventas realizadas y monitorización del estado de todos los dispositivos (iluminación, power, HVAC, reboot devices) con el objetivo de rentabilizar al máximo el negocio.

iPetrol cuenta con una sencilla interfaz web y una aplicación para smartphones que permite realizar, a golpe de clic, el control y seguimiento integral del correcto funcionamiento de la estación de servicio. Esta tecnología permite desde controlar el alumbrado hasta cambiar el precio en los surtidores o los tótems.

Además, el programa permite acceder a información de valor para estrategias de Business Intelligence como situación y precios del combustible en gasolineras cercanas y la evolución de los precios.

Otra apuesta de gasolinera inteligente es la que propone la firma vasca Esergui, el operador petrolífero que gestiona la marca Avia en España, y que en 2014 lanzaba al mercado un nuevo modelo de gasolinera telegestionada, inteligente y que perfecciona el concepto del self-serviceen el sector. Se trata de una estación de servicio modular, sin personal y cuya operatividad, para el usuario, guarda bastantes semejanzas con los cajeros bancarios: el conductor accede a la gasolinera, marca en una pantalla el tipo y la cantidad de combustible, carga el depósito y reanuda la marcha.

Está claro que cada céntimo cuenta y eso es precisamente lo que los nuevos sistemas que incorporan las gasolineras inteligentes quieren poner en valor. Habrá que ver si este modelo de gasolinera termina de implantarse de manera generalizada en España.