El 80% de las cerraduras está obsoleto

Así lo afirma Manuel Sánchez, presidente de la UCES (Unión de Cerrajeros de Seguridad), quien reclama un “plan renove” para evitar posibles incidentes.

 

La agencia EFE entrevistaba recientemente al presidente de la UCES, Manuel Sánchez, con motivo del congreso que su asociación, que representa al 90% de los 3.000 cerrajeros federados en España, ha celebrado en Madrid.

Durante esta entrevista, Sánchez aseguró que ocho de cada 10 cerraduras en España han quedado desfasadas ante las nuevas técnicas de robo que utilizan los delincuentes. 

Precisamente las cifras de robos a domicilios siguen aumentando en España, pues esta modalidad delictiva alcanza ya los 120.000 robos anuales. Por este motivo, el presidente de la UCES ha querido hacer un llamamiento a los ciudadanos para que tomen medidas de seguridad, especialmente en lo que a cerraduras se refiere, ya que según Sánchez: "En menos de un minuto" un ladrón puede forzar la cerradura de casa "sin romper nada" y quedarse con una copia, ya que algunos delincuentes utilizan sofisticadas herramientas en las que queda "grabado" el perfil de la propia cerradura.

Ante esta situación, el presidente de la UCES reclama un “plan renove” por parte de la Administración Pública similar al que se puso en marcha para financiar los aislamientos de las ventanas o los pequeños electrodomésticos; eso sí, siempre de la mano de cerrajeros profesionales y dejando a un lado el “intrusismo” que vive el sector.

Cerradura obsoleta

LEY DE SEGURIDAD CIUDADANA CONTRA EL INTRUSISMO EN LA CERRAJERÍA

Precisamente para luchar contra ese "intrusismo", la  Unión de Cerrajeros de Seguridad propuso al Ministerio del Interior que la nueva Ley de Seguridad Ciudadana incluyera la obligación de un registro general para notificar los trabajos que se realicen. Algo que Interior acogió en la nueva ley que entró en vigor en julio y que obliga a todo profesional que abra una cerradura con una llave o herramienta a notificar en un registro general el tipo de apertura, el domicilio donde se ha efectuado el servicio, la hora y demás detalles, incluidos los datos del cerrajero.

También destaca otra iniciativa que la UCES puso en marcha hace dos años, y es  la exigencia de un certificado de penales para aquellos que quieren realizar el curso de cerrajero en sus centros acreditados. Un registro que además está a disposición de la Policía.

Uno de los objetivos que tiene la UCES en este sentido es la creación de otro registro para la Policía pero esta vez de herramientas profesionales, las cuales se pueden conseguir fácilmente por internet.

El presidente de la UCES ha apelado a la autoprotección (echar la llave siempre) y el análisis de los riesgos o la exigencia al cerrajero de su acreditación (carné profesional o placa con su foto) para evitar ser objetivo de los ladrones.